20 jun. 2012

Gracias Sara

Sueldo que dista mucho de ser mileurista en tiempos en el que sólo los frikis y los ladrones superan esa cantidad, novio poderoso y atlético (aunque algo soso, para qué nos vamos a engañar), cabellera patrocinada por Pantene y, encima, cuatro días seguidos siendo Trend Topic.

Algunos tachan de envidiosos a aquellos que en un alarde de genialidad y elocuencia son capaces de crearte un chiste de 140 caracteres, con la que está cayendo. Ni sexismo, ni machismo lo que sobra en España es mucha guasa, y si Mediaset pretende sacar rentabilidad a sus tetas operadas y a su novio famoso, a nosotros lo único que nos queda es aprovecharnos de los escasos buenos ratos que nos otorga una televisión rancia, apocalíptica y totalmente deshumanizada. Un medio en el que los cadáveres campan a sus anchas y los dictadores de Armani nos piden un poquito de paciencia mientras se gastan el dinero que no existe en viajar a reuniones absurdas.

Gracias Sara, no he utilizado ni utilizaré esa combinación en Twitter, pero jamás condenaré a aquellos que otorguen una pizca de sentido de humor a este sin sentido. Gracias Sara, por demostrar que en mi mundo profesional hay que paliar a todo aquel que no sea un verdadero profesional, que enriquezca algo más que la lista de tendencias de tu país. Y por supuesto, Gracias Sara, por promover el consumismo de pulseras en las adolescentes para así mover la economía interna. 


1 comentario:

  1. Esta chica rompió los esquemas del periodismo deportivo, donde sólo había sitio para hombres en esta rama de la profesión, y para algunas féminas que con su gran lucha consiguieron demostrar que eran tan buenas como ellos, en esto del deporte (vease Maria Escario, por favor, no quiero que esto se tome como una comparación, porque ni de asomo).
    Lo que telecinco, mediaset, sabía es que esta señorita de profesional tenía poco (ni siquiera había finalizado la licenciatura), sólo un cuerpo esbelto, de cara no mal parecida y una gran proyección-trayectoria como modelo de anuncio: eso NO dignifica esta profesión, menos en los tiempos que corren para esta ( precariedad laboral, medios a las órdenes de lo que interesa en cada instante, poca objetividad, sobreinformación....).
    Así que es lógico que la sociedad no se sorprenda y haga bromas cuando a una "periodeportiva" se le pregunta en directo:
    -¿Quién está calentando desde la zona de banquillo, Sara?
    +No se, desde aqui no se ve nada.
    Manda huevo...

    ResponderEliminar